Desinfección de semillas: tres razones por las que no debes saltearla, para no quedarte sin cultivo


La desinfección de semillas antes de plantar es un procedimiento importante que no debe descuidarse. Pero entre los muchos métodos de procesamiento preliminar del material de siembra, debe elegir el correcto. La exposición excesiva puede hacer que la planta ni siquiera germine.

Mayor energía de germinación.

Independientemente de la calidad del material de siembra, muchos jardineros se enfrentan al problema de la falta de germinación de una gran cantidad de semillas. La razón de esto puede no ser los fabricantes en absoluto, sino la cantidad insuficiente de nutrientes en el suelo. Es por esta razón que se han desarrollado soluciones especializadas para acelerar la germinación de semillas.

En el proceso de procesamiento, el material de siembra está saturado con los microelementos y estimulantes del crecimiento necesarios. Además de la función principal, la desinfección le permite aumentar la inmunidad de las plántulas futuras y mejorar su resistencia a factores externos desfavorables.

Protección de plántulas contra plagas de insectos.

Incluso las semillas bien germinadas no garantizan una rica cosecha. Los brotes jóvenes están amenazados por numerosos insectos que viven en cualquier suelo y son un componente normal de su microflora.

El tratamiento previo del material de siembra de insectos y plagas ayudará a proteger las plántulas y les permitirá crecer hasta convertirse en plantas fructíferas maduras. Las soluciones de remojo antes de plantar garantizan una protección del 100% contra nematodos, gusanos de alambre, pulgones y otros insectos que pueden acabar con toda una plantación.

Minimizar y deshacerse de las infecciones

Las infecciones virales, fúngicas y bacterianas son otra causa de muerte de las plantas. Son especialmente peligrosos los cultivos que no se pueden transferir en forma de plántulas, sino que se plantan inmediatamente en campo abierto. En el proceso de germinación, las semillas en el suelo están saturadas de humedad y se hinchan, es durante este período que son más susceptibles a los ataques de mohos, virus y bacterias. La desinfección preliminar ayudará a mostrar resistencia a varios microorganismos, aumentando significativamente la inmunidad y garantizando el crecimiento de plantas sanas.

  • Impresión

Califica el artículo:

(0 votos, media: 0 de 5)

¡Compartir con tus amigos!


1. Para desinfección de instrumentos.

Al trabajar con tierra, vegetación, es importante que las herramientas estén limpias. Antes de podar el jardín, las tijeras de podar y las hojas de sierra se limpian dos veces con un intervalo de 3-5 minutos. Es aconsejable procesar la parte afilada de la azada, la pala y otras herramientas al menos 2 veces por temporada, en otoño y primavera.

2. Para desinfectar las secciones durante la poda del jardín.

Después de retirar las ramas enfermas y en exceso, el sitio del corte debe humedecerse con un hisopo de algodón humedecido abundantemente con clorhexidina.

3. Para remojar el material de siembra.

Antes de la germinación, las semillas deben encurtirse para destruir los microorganismos dañinos. Para estos fines, se utilizan permanganato de potasio, agua caliente, sulfato de cobre, pero esto también se puede hacer con clorhexidina.

La droga no solo desinfecta las semillas, sino que también tiene un efecto estimulante, gracias al cual las semillas germinarán más rápido, las plántulas crecerán fuertes y saludables. Basta con diluir la preparación con agua en proporciones de 1 a 1, mantener el material de siembra en él durante aproximadamente un día.

4. Desinfectar el suelo antes de plantar plántulas.

Al cultivar plántulas, es importante que no haya hongos y bacterias en el suelo que causen diversas enfermedades. Si solo toma la tierra del jardín, no la procese con nada, entonces la probabilidad de que las plantas sobrevivan es pequeña. Es necesario derramar el suelo recolectado en el contenedor 2 semanas antes de plantar las semillas con una mezcla de agua y un antiséptico. Para 2 litros de agua, se requieren 50 ml de producto.

5. Para la desinfección de contenedores antes de plantar plántulas y plantas de interior.

Cuando planee trasplantar flores, cultivar plántulas, debe tener cuidado de que no queden hongos y bacterias dañinos en los contenedores. Primero, el recipiente se lava con agua jabonosa, se seca y luego se limpia con un paño humedecido con el medicamento.

6. Para tratamiento preventivo de plantaciones.

Teniendo en cuenta que en cualquier momento las plantas del jardín pueden sufrir enfermedades, vale la pena evitar problemas rociando la masa verde de una botella rociadora semanalmente con una mezcla de 3 litros de agua y 30 ml de clorhexidina. Las hojas grandes se pueden limpiar con un paño humedecido en la solución.

La clorhexidina es un agente eficaz y económico que ayuda a prevenir enfermedades fúngicas y bacterianas.


Por que es importante desinfectar

El invernadero se convierte en un refugio para muchas plagas y todo tipo de patógenos, porque aman la humedad.

Además, el polvo, los escombros y los residuos de plantas se acumulan en las esquinas del invernadero y otros lugares apartados, y pueden convertirse en un caldo de cultivo para semillas de malezas, esporas y bacterias.

La falta de desinfección del invernadero conduce a una sola cosa: puede arruinar el cultivo. Por lo tanto, vale la pena conocer las recomendaciones básicas y las preparaciones efectivas que ayudarán a eliminar la mayoría de las plagas.


Plántulas estiradas debajo de una capucha (papel de aluminio, tapa)

Esto también se aplica a la iluminación insuficiente. Una vez que las plántulas han formado los cotiledones, se puede quitar la tapa. No crezca demasiado las plántulas a cubierto y no olvide retirarlo diariamente y ventilar los cultivos.

La película se retiró de las plántulas de albahaca demasiado tarde.

Asegúrese de quitar las tapas y las películas de las bandejas de plántulas unos días después de la germinación. Las plántulas que se dejan crecer en estas condiciones desarrollan tallos delgados como hilos, demasiado frágiles para sobrevivir en condiciones excesivamente húmedas o calurosas.


Las plantas de interior, como las de exterior, son susceptibles a enfermedades y plagas. La mayoría de las veces, esto se debe a un cuidado inadecuado de ellos.

Riego excesivo o insuficiente, fertilización excesiva, aire seco: todo esto puede causar enfermedades.

La mejor forma de luchar - esto es, por supuesto, prevención. Revise las plantas en busca de enfermedades mirando las hojas. Ponga en cuarentena las flores compradas o donadas recientemente hasta que se sepa con certeza que no están enfermas.

Si se descubrió la enfermedad, debe comprender de qué manera puede deshacerse de ella.

Cuando las plagas atacan las flores, es necesario utilizar preparaciones especiales: insecticidas... Estos productos químicos matan insectos, sus larvas y huevos.

Según el espectro de acción, los insecticidas se dividen en preparaciones de acción continua y selectiva. Los insecticidas de acción continua combaten todos los insectos y plagas, selectivos, con una plaga específica.

Por la naturaleza de la acción, los insecticidas se dividen según la acción ejercida sobre la plaga:

  • contacto - afectar a la plaga en el primer contacto
  • intestinal - cuando una plaga ingresa al cuerpo, causa su envenenamiento
  • sistémico - matar todas las plagas en la superficie de la planta, dentro de su sistema radicular, hojas y tronco. El veneno se mueve a través de la planta y envenena a todos los que se alimentan de ella.

Las drogas más populares son: Fitoverm, Gaupsin, Aktellik, Biotlin.

Para enfermedades y hongos, los medicamentos llamados fungicidas ayudan.

Se dividen en sistémicos, que penetran en los tejidos vegetales y combaten la enfermedad desde el interior, y contactan, se localizan en la superficie de la planta y matan la enfermedad al entrar en contacto con ellos.

Los fungicidas se pueden usar para cubrir el suelo, cubrir las raíces o semillas de las plantas y rociarlas por encima del suelo.

Recuerda lo principal - ¡Al usar fungicidas e insecticidas, debe considerar cuidadosamente las condiciones de su uso! Asegúrese de usar protección respiratoria, ocular y cutánea.


Ver el vídeo: Como GERMINAR semillas de LIMÓN RAPIDO PASO A PASO


Artículo Anterior

Cherry Orchard: variedades y tipos de cerezas

Artículo Siguiente

Ajania: sembrar, plantar, mantener en el jardín.